Clave de Sol

El significado de la musica, algo tan dificil de encontrar, la victoria al aburrimiento, la puerta a la habitacion del amor, la salida de las realidades cotidianas, el principio del todo o el fin de los sueños…
 
Notas encontradas, por fin juntas, que tocadas a son componen la bella melodía de un canción. La armoniosa union de unos tonos que surgen de las cuerdas rasgadas de un arpa. Un sonido proveniente de los cielos, algo tan puro, tan perfecto tan solo puede ser obra de los angeles. En la lejanía, como si de un mismo instrumento se tratara, un piano llora en un cantar que ensalza la belleza de la vida.
 
Ambas se entremezclan permitiendo un puente entre lo real y lo imaginario, la realidad de un mundo y la imaginación de la perfección.
 
La musica ha permitido que podamos descubrir un nuevo sentido a lo que somos, un nuevo nivel en la evolución, la posiblidad de entretejer hilos compuestos por notas para crear telares de vistosos colores, canciones, llenas de lagrimas, desdichas y sufrimientos, alegrias y nuevas oportunidades.  Pero que todas tienden a un mismo fin, permitirnos vivir plenamente…
 
Dedicado a Miriam
Klaud.-
Anuncios

Eclipse

El Sol se pone lentamente en el firmamento. Unos dedos infantiles colorean el desaparecer del dia, trazos naranjas, violetas y dorados que embellecen la partida del calor. En un ciclo que nunca acaba, la Luna deja ver su bello rostro plateado, buscando ser iluminada por la radiante luz que emite su gran amor. La historia de corazones rotos más antigua, que se remonta a la creación de la Tierra, un campo épico que ha vivido los mil y un encuentros de estos amantes apasionados, que cuando se encuentran eclipsan toda vida.
 
Un nuevo encuentro, despues de tanto tiempo, un halo de oscuridad envuelve la Tierra, un velo negro que evita que mire. La Tierra llora en silencio, como tantas otras veces, el encuentro es armonioso, dos astros perfectos uno para el otro …y los angeles lloraron tambien, el cielo se saturó de copos de nieve que cayeron sobre la Tierra en una lenta oda a la tristeza… Recubriendose en una fina capa de blanca nieve virgen, la Tierra esperó, y esperó… Los amantes se separaron, un amargo y lastimero susurro recorrió las montañas, los mares, y los valles. La nieve fue testigo de los sentimientos de la Tierra. Y sin tener tiempo a consolarla, desapareció bajo el ardiente paso de el Sol…
 
Klaud.-
 

Musas

Te veo otra vez, tan lejos de mi, un sueño que se desprende del durmiente cuando las horas de la madrugada han sido absorbidas por el amanecer de las primeras luces. Unos rayos livianos iluminan una cama solitaria, han trepado lentamente desde su primera aparición hasta alcanzar a la persona que recien se ha despejado del descanso aún no eterno.
 
Aquella noche, se había vuelto a aparecer, una luz, una sombra, las tinieblas vestidas de radiante luminosidad. Desde hacía ya mucho, esta forma atrayente había sustituido al calor, al frio, el hielo ardiente que había estado buscandolo. El calor le reconfortaba, el frio le devolvía a la vida, una epoca de su vida que recordaría con intensidad, todo lo que hubiera hecho, lo volvería a hacer… Pero aquella vez una nueva inspiración apareció, nubló y cegó al hielo y al fuego. Una luz que le guiaría, una sombra que le daría cobijo.
 
Ambas tenian las formas sensuales de una mujer.
 
Las sabanas estaban mojadas, el sudor frío hacía que se pegasen a su cuerpo. El hombre lloró en silencio su amarga soledad. Enfrente suya, en una mesa reposa un libro a medio escribir. Una vela casi consumida que había dado luz a aquella entristecida alma, era el sustento de una llama que se exinguía.
 
Solo una esperanza quedaba, esperar que su nueva musa se le volviera a aparecer a la siguiente noche. Mientras de un cajón cogía una nueva vela que prendió con la debil llama, que renació con fuerza y prometió alumbrar durante todo el dia y la noche, esperando. Y el libro se llenaba de nuevas y vibrantes palabras que dibujaban sus caras de un color floreciente, esperando.
 
Esperando el regreso de su luz, sombra, tinieblas vestidas de radiante luminosidad…
 
Klaud.-