Miseria

Abro el grifo y dejo que el agua caliente vaya llenando la bañera. Pienso en todo lo que ha hecho que me encuentre ahí en ese momento.
Mi padre se encuentra en la cárcel acusado por crímenes contra la humanidad, por un delito que cometió hace más de 50 años, no ha sido juzgado en España, luego anda esperando al día de su pena de muerte.
Mi madre desapareció hace 20 años, la búsqueda solamente se alargó 2 meses, a partir de ahí la policía archivó el caso, no sé donde está, no sé si estará muerta.
Mi hermano es drogadicto desde los 12 años, empezó a consumir sin control y se le internó en un centro de menores; cuando cumplió la mayoría de edad no se supo más de él, la última vez que le vi andaba robando para poder comprar más heroína.
Mi hija es prostituta, el mundo de la lujuria y el dinero negro la llevó a meterse en antros poco recomendables donde empezó a vender su cuerpo.
Mi mujer está en coma, es cuestión de tiempo que se la desconecte y por fin descanse en paz.
La bañera ha terminado de llenarse. No hace falta desvestirse, entro con el pijama con el que llevo más de 1 mes sin salir de casa.
Por fin podré descansar de una vida que solo me ha traído decepciones, el pasado no lo podía controlar, pero mi vida no pude llevarla por el buen camino, el mundo no se perderá nada cuando me vaya.
Acerco la cuchilla a mi muñeca y sin muestras de dolor un reguero de sangre empieza a correr por mi mano. Por fin podré descansar, tantos años sufriendo tendrán su desenlace. Me relajo y dejo que la muerte me llegue….
Pero… soy un cobarde, pues no afronto lo que ha ocurrido y no lo estoy intentando solucionar, estoy tomando el camino más fácil. Debería intentar solucionar lo que aun soy capaz de intentar resolver.
Busco rápidamente una toalla o algo con lo que taparme el corte, pero no hay nada a mi alcance. Me levanto e intento salir de la bañera, ya he perdido mucha sangre mi cuerpo apenas me responde.
Consigo salir de la bañera y tropiezo, busco desesperadamente la toalla, esta ahí cerca a poca distancia. Me arrastro…
Todo de repente se vuelve negro, ya no puedo hacer nada, fue demasiado tarde….
Klaud.-

Vivir

Arrepentirte de cosas que haces puede ocurrir, pero peor es arrepentirte por algo que no has hecho. Somos humanos y nos equivocamos. Nacemos, vivimos y morimos, puede existir algo después, nadie puede darlo por seguro, pero dado que el nacer no lo elegimos nosotros y el morir suele ser la ultima broma cruel del destino, el vivir si es algo que podemos controlar.
Controlamos nuestras vidas, ayudamos a otros a vivir y a veces perturbamos la felicidades de otros, eso somos, peones que se mueven en un tablero de ajedrez, sin rey al que proteger. Somos libres, o eso se dice, porque la mayoría de las veces no hacemos lo que queremos.
Vida, decidir sobre ella, disfrutarla y sentirla, a solas, acompañado, en familia o en amistad. Una vida a veces difícil, pero que merece la pena vivir.
Klaud.-