Pausa

El camino llega a su final. Aún quedan esos últimos pasos tan difíciles de dar por varias razones. Estás cansado y cuesta mucho conseguir acabar. Y aunque estés ilusionado por culminar con éxito tan ardua etapa, prefieres seguir caminando. Tocará cambiar de ruta, comenzar una nueva senda, más difícil aún.

Echas la vista atrás y no ves ninguna huella. Según la bota imprimía su señal, esperando dejar un recuerdo imborrable, comenzaba su rápido deterioro. Ni siquiera una mancha de lo que pudo haber sido una remembranza para la eternidad. Nada. El camino ha sido recorrido, está siendo completado y el caminante será el único que lo recuerde. Finalmente él también lo olvidará y entonces su paso se perderá. El pasado, borrado, por no ser demasiado importante y el futuro discernible a cada paso que se da. Un presente inexistente que no puedes asumir. Un camino recorrido que desaparece y el comienzo de uno nuevo.

¡Pausa!, quiero asumir mi presente. El pasado pasó, el futuro llegará, el presente es ahora y quiero vivirlo. No quiero olvidar, no quiero ser uno más. Quiero ser yo quien controle mi destino. Ser yo quien controle mi presente, quien recuerde mi pasado y quien no tenga miedo a mi futuro.

Pero el camino ha concluido y la vida no pausa por una sola persona. El presente seguirá siendo inexistente y el pasado olvidado…

Klaud.-

Anuncios